Cómo Cambiar la Bobina de una Electroválvula

Cómo Cambiar una Bobina de una Electroválvula

Bobina de electroválvula de 24 V CC

Figura 1: Bobina de electroválvula de 24 V CC

La bobina de una electroválvula puede fallar a veces debido al desgaste o a problemas eléctricos. Saber cómo sustituir una bobina es muy valioso, ya que le ahorrará tiempo y dinero a largo plazo. Este artículo explora los distintos pasos para sustituir la bobina de una electroválvula.

Síntomas de fallo de la bobina de la electroválvula

La bobina de una electroválvula puede presentar uno o varios síntomas de fallo, lo que indica que ha llegado el momento de sustituirla.

  • Fallo al abrir o cerrar: Si la válvula no consigue abrirse o cerrarse, podría deberse a una bobina solenoide defectuosa.
  • Sobrecalentamiento: Si la bobina se calienta demasiado al tacto, es una clara señal de que se está sobrecalentando y puede que sea necesario sustituirla.
  • Funcionamiento irregular: La bobina puede estar averiada si la electroválvula funciona de forma irregular o incoherente.
  • Daños visibles o marcas de quemaduras: Si puede ver daños físicos o marcas de quemaduras en la bobina, es probable que haya que sustituirla.
  • Pruebas eléctricas: Utilizar un multímetro para comprobar la resistencia nominal de la bobina puede ayudar a determinar si funciona correctamente. Si el valor medido es significativamente diferente, puede ser necesario sustituir la bobina. Por ejemplo, si una bobina de 50 ohmios lee 75 ohmios, puede estar dañada.

Lea nuestro artículo sobre resolución de problemas de electroválvulas para obtener más detalles sobre las posibles causas y soluciones.

Sustitución de la bobina de una electroválvula

Esta sección describe los pasos para encontrar un recambio adecuado para la bobina de una electroválvula.

1. Determine las dimensiones de la bobina

2. Determinar la tensión y la potencia eléctrica

3. Determine el tipo de conector

4. Normas

5. Instalación

1. Determine las dimensiones de la bobina

Las dimensiones de la bobina original (diámetro D y altura H) deben coincidir con las de la bobina de recambio. La bobina de recambio puede tener una pequeña holgura en el diámetro. Como regla general, considere una tolerancia máxima del 15% del diámetro del inducido.

El diámetro y la altura del agujero de la bobina

Figura 2: El diámetro y la altura del agujero de la bobina

2. Determinar la tensión y la potencia eléctrica

Tensión y tipo de señal (CA o CC)

Determine si la electroválvula requiere tensión alterna o continua. La corriente alterna se indica a veces con la frecuencia de la señal de tensión en hercios (como 50 Hz o 60 Hz), o se utiliza el símbolo '~'. La CC suele representarse con '- - -' (tres guiones). Los voltajes típicos son 230 V CA, 120 V CA, 24 V CA, 24 V CC o 12 V CC.

Potencia eléctrica (vatios)

La potencia eléctrica de una bobina (expresada en vatios) es la cantidad de energía eléctrica disipada cuando se monta en la electroválvula y se enciende. Asegúrese de que la capacidad de la bobina de recambio es aproximadamente igual o superior al valor de la bobina defectuosa.

La potencia eléctrica para la tensión continua viene dada por:

P= V I

  • P: Potencia eléctrica en vatios (W)
  • V: Tensión en Voltios (V)
  • I: Corriente en Amperios (A)

Por ejemplo, para calcular la corriente a través de una bobina de 12 V CC con una potencia de 6 vatios. I = P / V o 6/12 = 0,5 Amperios.

Tome nota: La ecuación anterior no se aplica a una señal de CA, ya que la señal de tensión tiene un movimiento sinusoidal continuo. La potencia real se determina con un factor de corrección, el factor de potencia. En la práctica, la potencia real será ligeramente inferior a Voltios x Amperios.

3. Determine el tipo de conector

Un conector para electroválvulas es un conector eléctrico normalizado que conecta las electroválvulas a sus sistemas de control (o suministro eléctrico). Para las electroválvulas se utilizan distintos tipos de conectores DIN, siendo los más comunes los DIN 43650-A y B. Estos conectores suelen tener forma cuadrada o rectangular.

Diagramas de conectores de electroválvulas, formas A, B y C

Figura 3: Diagramas de conectores de electroválvulas, formas A, B y C

4. Standards

Grado de protección IP

Un conector DIN estándar confiere a la electroválvula un grado de protección IP de 65. Esto significa que la bobina de la electroválvula es estanca al polvo y está protegida contra los chorros de agua procedentes de cualquier dirección.

ATEX

ATEX es una directiva europea que describe los requisitos para aparatos y sistemas en atmósferas potencialmente explosivas.

5. Instalación

Montar la bobina en la electroválvula. No conecte nunca la bobina a la fuente de alimentación cuando no esté montada en la electroválvula; de lo contrario, la bobina podría quemarse. Siga el manual del usuario para garantizar el correcto montaje de las piezas. Apriete la tuerca lo suficiente para que la bobina no gire ni vibre, pero evite apretarla en exceso para evitar daños. Lea nuestro artículo de instalación para más detalles sobre la instalación del conector a la electroválvula.

Montaje de la bobina: tuerca (A), arandela (B), bobina (C) y válvula (D)

Figura 4: Montaje de la bobina: tuerca (A), arandela (B), bobina (C) y válvula (D)

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo cambiar una bobina magnética?

Abra con cuidado el solenoide, desmonte la bobina vieja, inserte la nueva y vuelva a montar el solenoide. Consulte el manual de la válvula para obtener instrucciones detalladas de instalación.

Vea nuestra selección de bobinas para electroválvulas o compre una electroválvula nueva.